Dream Job Parte II: Motivación laboral y el Harlem Shake.

Ya he hablado antiguamente sobre la búsqueda del Dream Job, pero esa búsqueda viene acompañada de algo muy importante cuando quieres ser un líder: mantener la motivación de tu equipo.

Todos sabemos que el factor que mueve a una empresa es el capital humano y hay agentes que evidentemente afectan diariamente a los mismos. Una de las tareas (entre tantas) de un supervisor o líder de grupo es mantener la motivación laboral porque un verdadero líder se mide cuando se logra ser la persona que siempre quiso ser. El líder que trasciende es aquel que se orienta a satisfacer las necesidades no demandadas.

Motivamos a nuestro equipo de trabajo para que reducir resistencias al cambio, así cambiamos el clima de la organización, neutralizamos los prejuicios culturales, ayudamos al cambio de la cultura organizacional y das ejemplo a otros grupos que pudieran estar relacionados.

¿Cómo motivas?

  • La productividad de tu empresa/grupo va a mejorar cuando esas metas laborales sean soñadas y logradas en conjunto. Al conocer cuáles son los objetivos y motivaciones de cada uno de tus trabajadores y que los cambios de lugar o de situación sean manejados de la mejor forma posible, aumentará la productividad; pero cuando el trabajo se considera algo externo, bajará la productividad. Considera estos cuatro puntos: personalidad -> deseos y necesidades -> motivación obtenida ->objetivos o metas.
  • Otorga credibilidad. No prometas cosas que no puedes hacer.
  • No restes importancia a sus comentarios, dudas e inquietudes, mantendrá a tu equipo contento y mucho menos restes importancia en frente de otras personas, que pueda prestarse para burlas o bullying laboral.
  • Siendo una fuente de recursos y oportunidades para el desarrollo personal, aumentará las posibilidades del desarrollo de tu equipo dentro de la organización.
  • Uno de los causantes de frustración es comparar a un trabajador con otro a todo nivel, desde aprovechar el puesto que tenemos para beneficiar a alguno u otro, hasta no entender que cada uno de nosotros trabaja de manera diferente y con objetivos diferentes (y metas comunes).
  • Realiza feedbacks con tus trabajadores, conoce a tu audiencia, realiza un trato personalizado, no te dediques solo a observar la situación.
  • Confía en otros a través de la delegación de tareas y se digno de confianza monitoreando los resultados.
  • ¿Otra manera de motivar? Do the Harlem Shake! Une a tu equipo, designas tareas, entiendes que cada uno trabaja de manera distinta, realizas una meta en conjunto, realizas un feedback al terminar el video y habrás aprendido todo lo anterior… ¡voilá! Aquí los resultados:

Google:

Barack Obama:

Manchester City:

Miami Heat:

Así como soy exigente con mi persona, soy exigente con mis superiores y lo menos que espero es un líder que de la talla (y estamos claros que no siempre es así) ¡Suerte!

Saludos,

-♥-

Sígueme:

logo-facebookFacebook: Lelo Quevedo
instagram
Instagram: @leloquevedo

Si te gustó este artículo, no olvides comentarlo y consultar: Búsqueda del Dream Job

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s