Imagina

Imagina que consigues el trabajo de tus sueños. Te ponen a prueba por un periodo de 3 meses, donde te esfuerzas cada día para el mejor resultado. Cambias tu forma de ver la vida, tus hábitos de despertar, alimenticios, de deporte.

Y al final, no te contratan.

Imagina que te dejan cuidando un pajarito, le hablas y te canta todos los días, lo alimentas y le das agua para que pueda estar sano, pero un día, se escapa de su jaula. 

Imagina que ganas el premio gordo de la lotería, con tu mente Compras la casa, el carro, la ayuda para la caridad, la casa de vacaciones… Y al final, un error en el cheque, no pueden darte el premio.

Imagina ahora, todas las ilusiones que haces cuando te enteras que vas a ser padre por primera vez, cómo se mueven tu mundo y tus decisiones… Y al final, no era un sueño, era real… Pero no era viable. Y te tocó a ti.

Este último fue mi presente. 
No hay palabras que puedan decirte.

Mi nombre es Consuelo y entendí hoy más que nunca, que el consuelo y la fuerza está dentro de ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s